Por su pelo y su linda cara

El viernes 1ero de junio, la joven dominicana Candy Soreily Corsino Queliz salió con un grupo de amigas a disfrutar de una noche entre chicas en un fino restaurante de Estados Unidos.


Al culminar la velada, Candy fue junto a otras amigas en horas de la madrugada a comprar pollo frito en un establecimiento de comida rápida y allí se encontraba cuatro jóvenes a las que le molestó su presencia.

Las jóvenes decían en inglés que Candy era plástica y criticaron su rostro y su pelo.


Tras la conversación entre ellas decidieron atacarla para cortarle la cara.

Candy fue arrastrada por el piso del establecimiento y gol-peada.

Parte de la agresión quedó captada en video.